Cursor magico.

Seguidores

21 de marzo de 2013

"Cuando llegue el indicado...



...entenderás porque los demás se fueron."



Es una frase sencilla, pero tan realista como la vida misma. 

A menudo cuando vamos creciendo, madurando, y conociendo personas, creemos que nos enamoramos, [La mayoria de las veces es solo eso, creer.]

Y cuando nos dejan, o incluso cuando dejamos, sentimos como nos podemos hundir por asi decirlo, sentir como todo de repente nos queda grande. Podemos sentir el peso del mundo sobre nosotros. Podemos creer que jamas volveremos a sentir eso por nadie. Que ya no queremos volver a 'enamorarnos'. O incluso negarnos a conocer a nadie mas. 

Y ese es el mayor error que podemos cometer, aunque por supuesto el mas típico. 

Nos cerramos a la posibilidad de abrirnos y conocer nuevas personas.



Y ese es el punto. Cuando de verdad nos abrimos, pueden pasar dos cosas. 
Que vuelvan a rompernos el corazón  o que volvamos a romperlo, así hasta que... por fin pase la segunda cosa que podría pasar. Y es que, en algún punto de nuestro camino conoceremos a alguien. Alguien que pondrá nuestro mundo de cabeza. Nuestra vida patas arriba. Que nos rompa completamente los esquemas y no podamos controlar nuestros propios sentimientos, nuestras propias acciones.
Es ahí cuando sentiremos que todo lo que hemos vivido anteriormente.... Eso, no ha sido nada. Porque lo que llegaremos a sentir en ese preciso instante, nos puede dar la vida, y nos la puede quitar en tan solo un instante. 
Eso no completara. Nos llenara, podremos sentirnos vivos. Quizás como volver a la niñez. 
Reiremos, gritaremos, lloraremos, viviremos, sonreiremos, cantaremos, saltaremos..
Amaremos. 



Creo que lo que quiero decir con todo esto es que, no merece la pena que nos rompamos tanto la cabeza cuando algo se acaba. Si se acabo, quizás es porque tenia que acabar y así dejar paso a alguien nuevo... 
Y si tiene que pasar, al final acabara pasando. Obviamente no si nos quedamos con las manos cruzadas, los milagros aún no tengo claro que existan. 
Pero yo me pregunto, ¿De qué sirve estar mal, cuando tienes dos opciones, superarlo y seguir adelante, abriéndote paso a nuevas experiencias, o luchar por aquello que has perdido? 
Pero tampoco podemos luchar y luchar sin cesar, tenemos que saber que guerras están perdidas antes incluso de que las empecemos.




Y esto es lo que ocurre cuando no consigo dormir... 

que divago xD



7 comentarios:

Ainoa 13♥ dijo...

Me ha encantado^^

pauliiniitahBomBomDeMellark dijo...

Me encanto tu escrito xddd.
Gracias por pasarte por mi blog! :3

Besos!

Dulce dijo...

Todos divagamos en nuestros desvelos, y tienes razón en lo que escribes, aunque más que batallas para mi son búsquedas, hasta encontrar.

Besos dulces que te lleven mi cariño.

Lucía_lamiradadeluci dijo...

¡Muy bonita reflexión y verdadera! Sólo con ver la cara de mi marido supe que era él, sin que me hubiera dirigido la palabra ;) A no desesperar.
Un besote

Soudy dijo...

¡Me has puesto a pensar eh! jaja
Y es que en verdad siempre nos acomplejamos con los primeros amores, se van y nuestro mundo se parte (por así decir jaja)

Y esa frase de que a veces no vale la pena luchar sin cesár por una guerra ya perdida, es totalmente cierta :)

¡Qué criterio el tuyo! Y eso que estos días me pongo triste por esos hechos que mencionas, jo :(

En fin, sin ponerte taaaanta palabra jaja, MUY buena entrada. Gracias por pasarte por mi blog, te sigo :)

Vale(n) dijo...

Hola!
Tu comentario me robó una sonrisa, muchas gracias por pasarte :D
Te sigo desde ya!
En cuanto al escrito, está muy lindo...escribes muy bien. Imagínate te recomendaría que nunca puedas dormir para que escribas estas cosas tan lindas jajaj
Besos^^

Barby G. Schonholz. dijo...

Es cierto. A veces uno no sabe admitir cuando algo se terminó, y sigue luchando o martirizandose.

Me has dejado que pensar. Mil gracias por tus palabras en mi blog bonita. NOs leemos
Abrazo

htt://barby-gs.blogspot.com